“Las paredes que respiran”… una explicación bien clara!

Hace unos meses traduje un artículo de escrito por Katharina Gustavs, Consultora de Biología de la construcción (IBN) de Alemania. Me resultó muy esclarecedor por que con este término siempre hay confusión y la gente me plantea dudas de lo más peregrinas (esto va por Jorge ;)). Se publicó en la revista nº43 de Ecohabitar, creo que es la de verano 2014. Ahora os lo dejo aquí transcrito… es larguito pero si llegais al final lo vais a entender todo de una vez:

Las paredes que respiran

Escrito por Katharina Gustavs, Consultora de Biología de la construcción (IBN) C.T.
Traducido por Sofía Iglesias, Master en Bioconstrucción (IEB – ITL – UdL)

El concepto de que las paredes respiran proviene del científico Max von Pettenkofer (1818-1901), uno de los más reconocidos higienistas de su tiempo y el pionero fundador de las ciencias de higiene ocupacional y ambiental, tal y como las conocemos hoy en día. Jugó un papel decisivo en la detención de la epidemia de cólera de Munich, una de las mayores ciudades de Alemania, durante la segunda mitad del siglo XIX. Mediante la construcción de un sistema centralizado de tratamiento de agua potable y alcantarillado logró mejorar en gran medida la salud pública, convirtiéndose así en una celebridad.

En su dedicada búsqueda de unas mejores condiciones de vida Pettenkofer introdujo la medición del dióxido de carbono (CO2) como un importante indicador de la calidad general del aire en interiores. Sus mediciones de la tasa de renovación de aire en una habitación con muros de ladrillo, chimenea y ventanas selladas le llevó a plantearse la hipótesis de que las propias paredes de ladrillo debían dejar pasar el aire a través de ellas pues, incluso después de haber sellado el ojo de la cerradura y otras posibles grietas, la tasa de renovación de aire sólo había caido alrededor de un cuarto comparado con la tasa anterior medida, a pesar de sus esfuerzos de sellado (1). Desde la perspectiva actual, se ha supuesto que Pettenkofer olvidó considerar el efecto que la chimenea tendría sobre la tasa de renovación. También procedió a demostrar, mediante un experimento ideado por el, que bombeando aire desde uno de los extremos de un cilindro de ladrillo (sellado exteriormente) no se lograba extinguir la llama de una vela situada en el otro extremo. Pero en su afán de demostrar que su hipótesis era correcta, pasó por alto el hecho de que la presión máxima de aire a lo largo de una pared (las interiores del cilindro) con valor c.a. 30 Pa es un muchas veces menor que la presión requerida en su experimento de apagar la vela (entre 700 y 10.000 Pa).

experimento petterhoffen

El estatus de celebridad de Von Pettenkofer puede haber sido una de las razones por las cuales su hipótesis de “ventilación natural” a través de las paredes no fue cientificamente desacreditada hasta 1920 (2). Aunque el mismo nunca usó el término “paredes que respiran”, este concepto tomó vida propia y parece seguir haciéndolo hasta nuestros días. El Instituto de Biología de la Construcción y Ecología (IBN) de Neubeuern, Alemania, recomienda evitar el uso del término “paredes que respiran”, ya que no refleja la realidad de los complejos procesos que ocurren en la pared y por lo general conduce a malentendidos (3).

En Biología de la Construcción, un hogar natural se considera como un organismo vivo en el sentido de que debe ser – en la medida de lo posible – autosuficiente, energéticamente eficiente y construido a partir de materiales naturales que forman parte del ciclo natural y no contribuyen a generar residuos tóxicos. A los sistemas constructivos de paredes y techos nos referimos a menudo como nuestra “tercera piel”, dando a entender que – al igual que la piel humana – la envoltura del edificio se encuentra en contacto constante con el medio ambiente y desempeña un papel crucial en el mantenimiento de un clima interior saludable a pesar de las condiciones climáticas externas desfavorables. Así que vamos a echar un vistazo a lo que traspasa o no una pared con respecto al aire y a la humedad.

Intercambio de aire
Es cierto que un suministro constante de aire rico en oxígeno y la reducción de dióxido de carbono son esenciales para un clima interior saludable. Como se mencionó anteriormente, es un error suponer que las paredes pueden “respirar” el aire. A pesar de sus diferentes grados de porosidad, la diferencia de presión de aire entre el exterior y el interior de una pared no es lo suficientemente alta como para promover un intercambio de aire significativo a través de los cerramientos; para una envolvente del edificio correctamente ejecutada sólo de un 0% y hasta un máximo del 4% del intercambio de aire necesario para la renovación del aire interior se puede lograr de esta manera. Si el aire consigue atravesar la pared, no es a través de la pared en si misma sino a través de las juntas mal selladas, grietas y otras conexiones que propicien los componentes del edificio (como instalaciones eléctricas, etc…). Pero este tipo de aire fresco es el menos deseable, ya que hace que en invierno haya una pérdida de calor incontrolable, asegura corrientes de aire desagradables, condensación y potenciales problemas de humedad. Con el fin de garantizar la tasa de intercambio de aire, recomendada por la Baubiologie, de aproximadamente una renovación completa del aire por hora, es necesario o bien una ventilación mecánica (a ser posible con un sistema de recuperación de calor para ahorrar energía) o bien realizar ventilación cruzada a través de la apertura de ventanas varias veces al día. Los sistemas constructivos de muros macizos (incluidos los de cerramientos de madera maciza) son especialmente adecuados para los métodos de ventilación natural por que su extraordinaria capacidad de almacenamiento de calor, inercia térmica, limita la pérdida de calor al mínimo durante la breve apertura de ventanas en invierno.

Es interesante observar que la piel humana tampoco respira. Todo el oxígeno para nuestros organos internos es suministrado por el aire inhalado por la nariz y/o boca, que de acuerdo con la analogía de la “tercera piel” sería comparable a la apertura de ventanas y puertas de una casa. Aunque la capa más superficial de nuestra piel (hasta 0,4 mm.) puede extraer oxígeno del aire ambiente, este no traspasa al interior del cuerpo (4).

Transporte de humedad
El que el vapor de agua se desplace a través de los materiales de construcción, se lo conoce como difusión de vapor de agua. Los niveles de temperatura y humedad relativa afectan a la velocidad de la difusión y por consiguiente a la cantidad de vapor de agua que se desplaza. Puesto que el aire caliente puede contener más humedad que el aire frío, en los climas templados en invierno esta se desplaza del interior hacia el exterior del cerramiento y en verano del exterior al interior (gradiente de presión de vapor). Muchos materiales naturales como la arcilla, el ladrillo o la madera maciza fomentan este tipo de transporte de la humedad debido a su alta actividad capilar (higroscopicidad). Cualquier sistema de cerramiento debe estar diseñado de manera que se evite la formación de condensaciones. Los materiales de construcción cuya capilaridad permite eliminar la humedad contenida en el cerramiento proporcionan una protección adiccional, asegurando que el agua líquida no queda atrapada en la pared. Esto sólo funciona si las superficies tienen un alto grado de permeabilidad al vapor de agua. Son adecuadas por ejemplo las pinturas de silicato, de cal o muchos acabados de aceite natural para la madera.

La cantidad real de vapor de agua que un cerramiento exterior puede transportar hacia el exterior de un edificio es relativamente pequeña, aunque importante para secar las paredes y por lo tanto para evitar la humedad y los daños por moho. Durante el invierno, cuando las temperaturas exteriores son bajas en los climas del norte y templados, sólo alrededor del 1 a 2% de la humedad del interior del edificio puede atravesar, por ejemplo, una pared de ladrillo (5). En este contexto, es evidente que la mayor parte de la humedad que se genera dentro debe ser eliminada mediante ventilación activa (a través de la apertura de ventanas) y/o sistemas de ventilación mecánica.

Capacidad de regulación de la humedad
Es cierto que los materiales de construcción y tratamiento de superficies que tienen una alta capacidad de amortiguación de la humedad (higroscopicidad) mejoran la calidad del ambiente interior de manera significativa, ya que ayudan a compensar los picos de humedad a corto plazo. Muchos materiales naturales son muy higroscópicos y pueden absorber grandes cantidades de vapor de agua. Con una humedad realtiva del 50% en el aire interior un enfoscado de cal, por ejemplo, puede absorber aproximadamente 1,8 kg/m2, un revestimiento de madera maciza aproximadamente 1,08 kg/m2, mientras que revestimientos de yeso o placas de yeso sólo aproximadamente 0,09 kg/m2 (cada uno de los anteriores de unos 2 cm. de espesor y con la superficie no tratada) Pero tan pronto como los materiales de construcción higroscópicos están acabados con, por ejemplo, una pintura convencional de dispersión o de látex, con una alta resistencia a la difusión del vapor, la capacidad de absorción de vapor de agua disminuye considerablemente (6). Por esta razón es importante seleccionar los tratamientos de superficie que sean altamente permeables al vapor de agua, tales como la cal, el silicato o las pinturas de arcilla, así como protectores de aceites naturales para la madera.

También debe tenerse en cuenta que este importante efecto de amortiguación de la humedad a corto plazo (algunas horas) sólo se basa en los primeros 1 a 2 cm. de la superficie de la pared interior . Por lo tanto, aprovecharse de este efecto es posible casi con paredes de cualquier naturaleza, por ejemplo, si se aplica un revestimiento de arcilla o de madera. No está claro por qué la idea de que “las paredes respiran” persiste cuando está plagada de tantos conceptos erróneos. Sin embargo está muy claro que la envolvente de cada vivienda tiene dos grandes desafíos que resolver: En primer lugar, no dejar entrar el agua. Y en segundo lugar, si el agua ha entrado, dejarla escapar. En contraste con el amplio uso materiales que funcionana como barreras de vapor, la Biología de la Construcción favorece el diseño de envolventes permeables a la difusión del vapor pero a prueba de viento y protegidas frente a condensaciones. Permitiendo que el vapor de agua atraviese líbremente los componentes del cerramiento sin formarse condensaciones y fomentando el secado de los mismos mediante su actividad capilar.

La absorción de olores y toxinas
Los materiales de construcción higroscópicos de poro abierto y capacidad para la difusión del vapor de agua no sólo son capaces de amortiguar los niveles de humedad ambiental en interiores, sino que además, dentro deciertos límites, también pueden absorber los olores y toxinas, lo cual es muy importante para un clima interior saludable y equilibrado.

(1) Dr. Max von Pettenkofer: Über den Luftwechsel in Wohngebäuden (ES: Sobre el intercambio de aire en los edificios residenciales). Literarisch-Artistische Anstalt der J.G. Cotta’schen Buchhandlung, München 1858.
(2) Raisch, Erwin: Die Luftdurchlässigkeit von Baustoffen und Baukonstruktionsteilen (ES: La permeabilidad al aire de materiales de construcción y piezas de construcción de edificios). Gesundheitsingenieur 1928; Número 30
(Forschungsheim für Wärmeschutz München)
(3) Winfried Schneider: 40 Jahre Baubiologie – Klischees, Innovationen, Trends (ES: 40 años de la Biología de la Construcción – clichés, innovaciones, tendencias). Wohnung und Gesundheit 2006; 120: 12-14.
http://www.baubiologie.de/site/zeitschrift/artikel/120/12.php
(4) Stücker M et al.: The cutaneous uptake of oxygen contributes significantly to the oxygen supply of human dermis and epidermis (ES: La absorción cutánea de oxígeno contribuye significativamente a la oferta de oxígeno de la dermis y la epidermis humanos). Journal of Physiology 2002; 538: 985-994.
(5) Schneider W, Schneider A: Baubiologische Baustofflehre + Bauphysik (ES: Biología de los materiales de construcción + Física de la construcción). Course Module 7 of IBN Building Biology Correspondence Course 1998, p. 67.
(6) Absorción de humedad de materiales de construcción en un período de 3 horas en las que la humedad del aire
ambiente aumentó de 40% al 80%: enlucido de cal (13 g/m2), enlucido de arcilla 30 g/m2), enlucido de cal con pintura de latex convencional (por debajo de 9 g/m2). Schneider W, Schneider A: Baubiologische Baustofflehre + Bauphysik.Course Module 7 of IBN Building Biology Correspondence Course 1998, p. 37.

Versión alemana en: Wohnung u. Gesundheit 125, Invierno 2007, p. 70-71
Katharina Gustavs: Die atmende Wand [texto completo]
http://www.baubiologie.de/site/zeitschrift/artikel/125/70.php

Anuncios

BIOHABITABILIDAD 2/2: La parte práctica

[Tiempo de lectura: 4 y 1/2 min.]

Ahora que ya tenemos una idea de todo lo que es preferible evitar, sobre todo exposiciones prolongadas, en los lugares de descanso y en el caso de personas sensibles (mujeres embarazadas, niños, ancianos, personas débiles o enfermas) y también de lo que lo causa…

¿Qué hacemos?

Pues, puedes guiarte por las siguientes propuestas…

Consejos para una casa y una vida más sana

1_Los muebles es preferible que sean de madera, especialmente en el caso de la cama y las mesitas de noche y si está tratada que sea con aceites, ceras o pinturas y barnices ecológicos (evitar barnices sintéticos, de poliuretano, acrílicos…) Otros materiales para los muebles pueden ser: el mimbre, el vidrio en pequeñas cantidades, el cartón, las cañas, los tejidos naturales… Evitar los colchones que tienen componentes metálicos.

2_Los tejidos y alfombras, especialmente en el dormitorio, que sean naturales y no sintéticos, por ejemplo algodón, lino, cáñamo, lana, esparto, sisal, yute, paja… y preferiblemente teñidos con tintes naturales (evitar los materiales sintéticos como el poliester, la polipiel, el vinilo y los tratamientos antifúngicos, impermeabilizantes, de fácil planchado, etc)

3_Los acabados de las paredes que estén realizados con pinturas y revestimientos compuestos por materiales naturales como la cal, la arcilla, el silicato, el yeso, la caseina, las tierras naturales para colorear, el papel, el yute, la madera, el corcho…

4_Para los suelos preferir la madera, cerámica, cal, corcho, piedra y si están tratadas sus superficies que sea con aceites y ceras.

5_Ventilar siempre que sea posible para renovar el ambiente con aire fresco que contiene más iones negativos, mayor nivel de oxígeno, menos sustancias tóxicas que el aire interior (excepto en lugares muy contaminados) y que se lleva el exceso de humedad.

Inspiración:

6_Los teléfonos de cable se preferirán frente a los inalámbricos. O al menos, en los de tecnología DECT activar, si dispone de ella, la función “ECO”, que hace que sólo emita radiación cuando está en uso.

7_Por la noche desconectar el mayor número de aparatos eléctricos que sea posible (la TV, dvd, ordenadores, impresoras, router… ) especialmente en el dormitorio. Todo esto se puede hacer con un sólo clic, desconectando todos los fusibles menos el de la nevera, o con varios clics, si tenemos conectados todos los aparatos a regletas con interruptor. Lo ideal sería que los dormitorios, o al menos la zona de la cama, estuviesen conectados a un circuito independiente que dispusiese de un desconectador automático de red.

8_Eliminar del dormitorio en la medida de lo posible todos los elementos metálicos y aparatos eléctricos. Si por ejemplo tenemos radiadores de aluminio o hierro separar de ellos la cama al menos 1 m.

9_En caso de que el suelo de nuestro puesto de trabajo sea de un pavimento sintético (por ejemplo moqueta sintética) colocar bajo los pies una alfombra de algodón o paja para que al restregarla no produzca electricidad estática (uno de los mayores problemas de los edificios enfermos causante de la lipoatrofia semicircular)

10_Evitar llevar cerca del cuerpo metales que alteren el campo magnético como los aros de los sujetadores, las gafas metálicas, hebillas de cinturones, pinzas del pelo… aunque no estén conectados a la electricidad al ser conductores pueden funcionar como antenas.

11_Evitar tanto productos de limpieza como de aseo y belleza que contengan sustancias tóxicas prefiriendo materiales simples y ecológicos como el agua y jabón, el vinagre, el bicarbonato, el borax o el percarborato para la limpieza y el jabón natural, el aceite de almendras, los aceites esenciales, la cera de abejas, el aguacate, la harina de garbanzo, etc. para la higiene personal.

¿Cómo lo hacemos?

Pues poco a poco, para esto vamos a contar la regla de las tres R’s a nuestra manera:

Empezar primero_Reduciendo… los factores de riesgo, es decir, ir quitando de casa todo lo que nos sobra y que no cumple los consejos anteriores (podemos empezar con los productos de limpieza, seguir con adornos. alfombras o cortinas que están de más…)

Un paso más sería_Reutilizando… con pequeños cambios, dar una nueva vida a lo que tenemos (por ejemplo forrando con tela de algodón esa mantita de sofá tan sintética que hace chispas o colocando un mantelito sobre nuestra mesita de noche, cambiando de sitio los muebles para dejar en el dormitorio sólo los más sanotes…)

Y pare terminar_Reciclando… deshacernos correctamente de lo que no queremos y que lo nuevo que entre en casa (o antiguo) se ajusten a los consejos que os he dado (un buen momento será cuando necesitemos renovar la pintura de las paredes o hacer reformas)

¡Manos a la obra!

***

BIOHABITABILIDAD 1/2: La parte técnica

[Tiempo de lectura: 4 min., saltándote la parte central del artículo que es enumerativa, excepto lo escrito en negrita]

La forma en la que se diseñan y construyen los espacios interiores debe dotarlos en la medida de lo posible de las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida, esto es, las condiciones de BIOHABITABILIDAD. Y digo en la medida de lo posible por que la casa, supuestamente, “perfecta” es prácticamente imposible de conseguir de la forma en que vivimos actualmente en las ciudades e incluso en el campo,  lo que si podemos conseguir, sin duda, es mejorarla poco a poco e ir percibiendo como, con cada cambio consciente, conseguimos sentirnos mejor en ella!

La perspectiva que la Bioconstrucción ofrece al respecto se basa en:

Tomar a la naturaleza como modelo, la ciencia como fundamento y la experiencia como garantía.

El Instituto de Bioconstrucción y Ecología de Neubeuern (Alemania) ha desarrollado al respecto una “Norma Técnica de Medición”, la SBM – 2008 y un “Documento Complementario” que clasifica los “Valores Indicativos para las Zonas de Descanso”, recogiendo las influencias ambientales de los espacios  interiores cuyos efectos biológicos se consideran nocivos, especialmente en el dormitorio, pues es durante el período de vigilia que el organismo es capaz de regenerarse en todos los aspectos, al realizar funciones hormonales que son exlusivas de ese período.

Estas influencias ambientales o factores de riesgo, que deberíamos tratar de minimizar, son las siguientes:

Exposición a:

Grupo A: CAMPOS, ONDAS, RADIACIÓN

1* CAMPOS ELECTRICOS ALTERNOS (bajas frecuencias)

Originados por… la TENSIÓN alterna generada por INSTALACIONES ELÉCTRICAS, CABLES, APARATOS ELÉCTRICOS, TOMAS DE CORRIENTE, PAREDES, SUELOS, CAMAS, LÍNEAS ELÉCTRICAS AÉREAS, LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN, etc.

2* CAMPOS MAGNÉTICOS ALTERNOS (bajas frecuencias)

Originados por… la CORRIENTE alterna generada por INSTALACIONES ELÉCTRICAS, CABLES, APARATOS ELÉCTRICOS, TRANSFORMADORES, MOTORES, LÍNEAS ELÉCTRICAS AÉREAS, LÍNEAS DE TIERRA, LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN, FERROCARRIL, etc.

3* ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS (altas frecuencias)

Originadas por… TELEFONÍA MÓVIL, COMUNICACIÓN MÓVIL DE DATOS  (3G, 4G…), TELEFONÍA FIJA INALÁMBRICA, REDES WLAN (WI-FI), EMISORAS DE RADIO Y TELEVISIÓN DIGITALES, PANTALLAS Y ORDENADORES,  PORTÁTILES, RADIOTELÉFONOS Y WALKIE-TALKIES, INTERFONOS PARA BEBÉS, LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN, HORNOS MICROONDAS (fugas de radiación), COCINAS DE INDUCCIÓN, SOLARIUMS, FLUORESCENTES Y BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO, etc.

4* CAMPOS ELÉCTRICOS CONTINUOS (electrtostática)

Originadas por… MOQUETAS, CORTINAS, TEXTILES Y PAPELES PINTADOS DE ORIGEN SISTÉTICO, LACAS, REVESTIMIENTOS, PELUCHES, PANTALLAS, etc.

5* CAMPOS MAGNÉTICOS CONTINUOS (magnetostática)

Originados por… PIEZAS METÁLICAS DE CAMAS, COLCHONES, MUEBLES, EQUIPOS, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS, etc.

6* RADIOACTIVIDAD (radiación gamma, radón)

Originados por… MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, PIEDRAS, BALDOSAS, ESCORIAS, CENIZAS, DESECHOS, APARATOS, ANTIGUEDADES, RADIACIÓN TERRESTRE, ENTORNO, etc.

7* PERTURBACIONES GEOLÓGICAS (campo magnético y radiación terrestre)

Originados por… CORRIENTES Y RADIOACTIVIDAD TERRESTRES, ZONAS LOCALIZADAS DE PERTURBACIONES POR DESLIZAMIENTOS DE TIERRAS, FALLAS TERRESTRES, VENAS DE AGUA, etc.

“En relación a las influencias de las radiaciones los expertos han observado que tanto las plantas y los animales como las personas que están completamente sanas no se desequilibran, o sólo en muy pequeña medida, por factores patológicos de caracter electrobiológico.” Dr. Thomas Haumann

8* ONDAS ACÚSTICAS (ruidos aéreos, ruidos de impacto)

Originados por… RUÍDO DE TRÁFICO, AVIACIÓN, FERROCARRIL, INDUSTRIA, EDIFICACIÓN, EQUIPAMIENTOS, MÁQUINAS, MOTORES, TRANSFORMADORES, PUENTES ACÚSTICOS, etc.

Ejemplos:

Grupo B: TOXINAS DOMÉSTICAS, AGENTES CONTAMINANTES, AMBIENTE INTERIOR

1* FORMALDEHIDO y otros agentes contaminantes gaseosos

Originados por… LACAS, COLAS, PANELES DE PARTÍCULAS, MATERIALES DERIVADOS DE LA MADERA, MUEBLES, OBRAS DE REHABILITACIÓN, EQUIPAMIENTOS, CALEFACCIÓN, FUGAS,  COMBUSTIONES, EMISIONES, ENTORNO, etc.

2*DISOLVENTES y otros agentes contaminantes muy o medianamente volátiles

Originados por… PINTURAS, LACAS, COLAS, PLÁSTICOS, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, PRODUCTOS DE VIRUTAS DE MADERA, MUEBLES, OBRAS DE REHABILITACIÓN, REVESTIMIENTOS, PRODUCTOS DE MANTENIMIENTO, etc.

3*PESTICIDAS y otros agentes contaminantes poco volátiles

Originados por… PRODUCTOS DE PROTECCIÓN DE LA MADERA, DEL CUERO Y DE LAS MOQUETAS, COLAS, PLÁSTICOS, JUNTAS, REVESTIMIENTOS, TRATAMIENTOS ANTIPARASITARIOS, etc.

4*METALES PESADOS y otros agentes contaminantes similares

Originados por… PROTECTORES DE LA MADERA, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, EQUIPAMIENTOS, HUMEDAD EN LA CONSTRUCCIÓN, PVC, PINTURAS, BARNICES, CONDUCTOS SANITARIOS, INDUSTRIA, DESHECHOS, ENTORNO, etc.

5*PARTÍCULAS Y FIBRAS (polvo fino, nanopartículas, amianto, fibras minerales, etc.)

Originados por… AEROSOLES, SUSTANCIAS EN SUSPENSIÓN, POLVO, HUMO, HOLLÍN, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN Y DE AISLAMIENTO, INSTALACIONES DE VENTILACIÓN Y CLIMATIZACIÓN, EQUIPAMIENTOS, TONER, ENTORNOS, etc.

El problema de estos factores de riesgo es que todos ellos se combinan entre sí multiplicándo su acción. Por lo que nuestro objetivo debe ser transformar cuanto antes los CIRCULOS VICIOSOS en CIRCULOS VIRTUOSOS, ya que del mismo modo que se combinan en negativo se combinan en POSITIVO.

6*AMBIENTE INTERIOR (temperatura, humedad, CO2, ionización, renovación de aire, olores, etc.)

Originados por… DAÑOS DE HUMEDAD, HUMEDAD DE CONSTRUCCIÓN, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, VENTILACIÓN, CALEFACCIÓN, OBRAS DE REHABILITACIÓN, RESPIRACIÓN, ELECTROSTÁTICA, RADIACIÓN, POLVO, ENTORNO, etc.

Ejemplos:

Grupo C: HONGOS, BACTERIAS, ALÉRGENOS

1* MOHOS y sus esporas así como sus metabolitos

Originados por… DAÑOS DE HUMEDAD, PUENTES TÉRMICOS, DEFECTOS DE CONSTRUCCIÓN, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, ERRORES DE RENOVACIÓN, VENTILACIÓN INADECUADA, CLIMATIZACIÓN, OBRAS DE REHABILITACIÓN, ENTORNO, etc.

2* HONGOS DE LA LEVADURA y sus metabolitos

Originados por… ZONAS HÚMEDAS, PROBLEMAS DE HIGIENE, PROVISIONES DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS, DESPERDICIOS, EQUIPOS, TRATAMIENTO DE AGUAS, INSTALACIONES SANITARIAS, etc.

3* BACTERIAS y sus metabolitos

Originados por… DAÑOS DE HUMEDAD, DAÑOS CON MATERIAS FECALES, PROBLEMAS DE HIGIENE, PROVISIONES DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS, DESPERDICIOS, EQUIPOS, TRATAMIENTO DE AGUA, INSTALACIONES SANITARIAS, etc.

4* ÁCAROS y otros alérgenos

Originados por… ACAROS, SUS EXCREMENTOS Y METABOLITOS, CONTAMINACIÓN DE MOHO, HIGIENE, POLVO DOMÉSTICO, ANIMALES DOMÉSTICOS, HUMEDAD DE CONSTRUCCIÓN, VENTILACIÓN, REGISTROS SANITARIOS, etc.

Ejemplos:

OTRAS cuestiones en las que fijarse son también la calidad de la luz, el nivel de iluminación y de la radiación UV, el agua del grifo para comprobar las contaminaciones tóxicas o bacterianas, demateriales de construcción, de los muebles y el menaje, de los parásitos nocivos de la casa y de la madera, etc.

La bioconstrucción empieza en el interior de nuestras casas (antes que en la calle), es en ellas donde tenemos toda la responsabilidad y una verdadera OPORTUNIDAD.

Alguna documentación relevante:

*Norma técnica de medición en Baubiologie:

http://www.baubiologie.es/pdf/Estandard%20SBMnorma.pdf

*The BIOINITIATIVE REPORT 2012: A Rationale for Biologically-based Public Exposure Standards for Electromagnetic Fields (ELF and RF)

http://www.bioinitiative.org/

*Proyecto REFLEX. Risk Evaluation of Potential Environmental Hazards From Low Frequency Electromagnetic Field Exposure Using Sensitive in vitro Methods. Project funded by the European Union under the programme: Quality of Life and Manage ment of Living Resources. Con la participación del equipo del Pr. José Luís Bardasano Catedrático del departamento de Medicina y Especialidades Médicas de la Universidad de Alcalá de Henares.

http://www.powerwatch.org.uk/pdfs/20041222_reflex.pdf

*The Cellular Phone Task Force is a nonprofit membership organization. It was founded in July 1996 in response to the health and environmental threats posed by the launch of the wireless revolution in the United States.

http://www.cellphonetaskforce.org/?page_id=542

Muebles de madera sanos… ¿Qué materiales usar en BIOCONSTRUCCIÓN?

[Tiempo de lectura: 4 min.]

1_Madera maciza  – 2_ Tableros alistonados – 3_Tableros contrachapados – 4_Tableros OSB (de virutas orientadas) – 5_Tableros aglomerados (de virutas) – 6_DM ó MDF (de densidad media) – 7_Tableros fenólicos

Fácil: Por orden según la enumeración anterior.  Os cuento las razones:

Por un lado, excepto en el caso de la madera maciza, para conformar el resto de los tableros ha sido necesario utilizar aglomerantes para unir entre sí ya sea serrín, virutas, fibras o listones de madera. Los aglomerantes que se utilizan actualmente contienen diversos ingredientes que pueden resultar nocivos, el más destacado es el FORMALDEHIDO que se evapora a temperatura ambiente contaminando el aire interior y que es considerado como “cancerígeno para humanos” por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer dependiente de la OMS. Esto incluye la exposición prolongada a bajas concentraciones, como es el caso del interior de las viviendas. Motivos suficientes para tratar de evitar esta sustancia en nuestro hogar. Las emisiones de los tableros pueden reducirse a la mitad durante los primeros ocho o nueve meses, tras los cuales el proceso se ralentiza, pero no deja de emitir hasta pasado mucho tiempo de 5 a 10 años o más.

Además, según AIDIMA (Instituto Tecnológico del mueble, madera, embalaje y afines) en ocasiones el formaldehido inhibe la biodegradabilidad de los tableros, lo que es un inconveniente ambiental, ver más información al respecto aquí.

Los tableros están ordenados en la lista inicial de menor a mayor cantidad de aglomerante y a menos aglomerante menos cantidad formaldehido (al menos actualmente es así, hasta que se utilicen otros ingredientes no tóxicos en su elaboración).

Debido a la alarma social en relación a la salud han aparecido tableros de diversos materiales que se declaran libres de formaldehido, incluso mediante certificados, en este blog han recopilado algunos… aquí, en los que se sustituyen los aglomerantes por resinas acrílicas… que son derivadas del petróleo… material a evitar también por su factura medioambiental.

En mi opinión lo mejor será elegir  madera maciza o tableros macizos (no de virutas), que sean de madera de producción a pequeña escala, local y/o certificada FSC (sello de producción sostenible).

**Una advertencia sobre la madera maciza, si es jóven y de coníferas (pino, abeto…) libera TERPENOS, que son sustancias volátiles y muy aromáticas como el pineno, limoneno y careno, y que tienen un demostrado potencial alergénico, especialmente en personas sensibles, incluso en bajas concentraciones, pero si la madera se utiliza una vez  seca ha desaparecido ya el riesgo de contaminación.

Y ahora una razón más “romántica” pero tan real… cuando miras de cerca la madera (u otros materiales orgánicos), cuando la acaricias, tomas conciencia de la vida que tiene ese material, de que ha nacido y ha crecido, de su estructura ordenada, de la belleza de su irregularidad,  de su autenticidad, pues no es más que lo que es, de su nobleza, también de su historia ya que la madera es duradera y un mueble se puede también heredar y transformar,… así un mueble puede transmitirnos también, por esas razones, todas estas cualidades que afectan a nuestra psique y a nuestra emoción.

Si necesitas ideas puedo ayudarte!!!!  Y en internet  encontrarás una buena fuente de inspiración!!!! Aquí tienes algunas imágenes…

Que no se me olvide… ¡¡¡ MUCHO OJO CON LOS MATERIALES PROTECTORES DE LA MADERA !!! (esto se queda para otro post)

Y… ¿¿Qué pasa si tenemos muebles susceptibles de estar desprendiendo FORMALDEHIDO?? Sella con cinta adhesiva todos sus cantos y con barnizo o esmalte al agua y de poro cerrado sus caras (no estarás utilizando materiales sanos pero al menos conservarás el mueble y no contaminarás más tu ambiente interior). Es importante que mantengas el mueble en un espacio ventilado hasta que desaparezca el olor que desprende el barniz, es una señal de que se han evaporado buena parte de las sustancias tóxicas que desprende al principio.

Documentación relevante:

*MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUSTOS SOCIALES. INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO.

NTP 431: Caracterización de la calidad del aire en ambientes interiores. http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/401a500/ntp_431.pdf

NTP 466: Calidad del aire: determinación ambiental de formaldehído y medición de su contenido en tableros. http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/401a500/ntp_466.pdf

*WORLD HEALTH ORGANIZATION INTERNATIONAL AGENCY FOR RESEARCH ON CANCER
IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans.Volume 88. Formaldehyde, 2-Butoxyethanol and1-tert-Butoxypropan-2-ol. December 2006. http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol88/volume88.pdf
*
*
*
*
*
*
***********