Supermanitas y empoderamiento

[Tiempo de lectura: 2 minutos]

Empoderamiento [wiki]: Se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven. Generalmente implica el desarrollo en el beneficiario de una confianza en sus propias capacidades.

En Noviembre acompañé durante un par de días a Supermanitas en las obras de acondicionamiento de un local que entre otras cosas servirá para desarrollar el Proyecto de pedagogía libre Tartaruga. Estaban ya en fase de acabados interiores así que compartí con ellos los trabajos de alicatado y rejuntado de un cuarto de baño muy especial y  la selección de baldosas hidráulicas recuperadas (podeis encontrar una entrada sobre eso en su blog).

alicatado azulejo recuperado_pequeño

Supermanitas son un grupo de gente extraordinaria! En su blog podeis encontrar su filosofía y proyectos, no paran de trabajar por que hacen las cosas con mucho sentido y con mucho cariño. Pero lo que más me ha sorprendido y admirado de ellos es su interés por el empoderamiento en los procesos de diseño y construcción.

Entre masas y mosaico Monica me hablaba de la autogestión, a todos los niveles.

Como en otros ámbitos de nuestra vida hemos de darnos cuenta que también en este, en la construcción y/o mantenimiento de nuestras casas hemos perdido soberanía.

Existen una serie de materiales de uso “mayoritario” que, haciendo un paralelismo con la alimentación, nos llenan pero no nos nutren. Hay un material para cada cosa: pasta de juntas para cartón-yeso, adhesivo para azulejos, plaste para acabados lisos, masilla elástica para juntas, mortero de nivelación, pintura plástica… pero ¿sabemos de que están hechos todos esos materiales? ¿podríamos conseguir hacérnoslos nosotros mismos aprendiendo cómo y porqué funcionan? ¿podríamos modificarlos según nuestras necesidades o deseos? ¿podríamos saber si contienen o no sustancias nocivas para la salud o para el medioambiente?… Actualmente casi exclusivamente son los materiales que se utilizan en Bioconstrucción los que nos permiten contestar afirmativamente a todas estas cuestiones.

Estoy hablando de materiales como la cal, el yeso, la tierra, la madera, la arena, la cera de abeja, el agua, la caseína, la trementina, el bórax… infinidad de ingredientes que bien mezclados cual rica ensalada nos permiten actualmente resolver todas las necesidades que pudieran demandar nuestras casas.

Y es algo fácil, algo que todas · ¡PODEMOS! · aprender y comprender y de esta forma crear nosotras mismas o co-crear con ayuda de profesionales los espacios que habitamos.

Os lo iré contando.

[Foto: Mosaico realizado con azulejos recuperados. Mortero de agarre a base de 1 cal aérea (apagada) + 3 arena fina + agua + solución de carboximetil celulosa al 10%. Rejuntado a base de 1 marmolina + 1 arena fina + agua]

 

*****

Anuncios

Renovar el techo del baño_Vol.1: Eliminar el moho

Hoy he empezado la tarea de renovar el techo del baño, como os decía en un post anterior, tenía algo de moho en una zona en la que el agua condensa por existir una multiplicidad de factores tales como:

1.- Es un baño: se generan grandes cantidades de vapor de agua aunque sea en cortos períodos.

2.- Está situado sobre el plato de ducha: punto en el que existe la mayor evaporación de agua… duchas calientes… 🙂

3.- El baño tiene ventana => Esto permite ventilar cuando los usuarios lo consideramos necesario, pero a veces lo que consideramos necesario no es lo suficiente.

4.- El punto en el que se concentra el moho es en el encuentro del techo (falso techo de escayola) con la pared de fachada (que además está orientada al norte, con lo que es una pared siempre fría) a parte de que por ser un edificio del año 1959 no dispone de aislamiento térmico.

5.- El techo está acabado con pintura al temple, que no evita la formación de moho como puede suceder con otros materiales como la cal.

Así que hay que actuar desde al menos desde dos perspectivas diferentes, por un lado eliminando el moho actual (la convivencia con este tipo de microorganismos puede acarrear problemas para la salud como infecciones, alergias, asma y otros problemas respiratotios) y por otro lado modificar en la medida de lo posible los factores anteriores para evitar una nueva aparición de moho.

ELIMINACIÓN DEL MOHO:

Eliminaremos el moho aplicando una sustancia que lo mate, yo he elegido el BÓRAX, en Madrid lo consigo en la droguería Riesgo pero también se puede conseguir en algunos supermercados y farmacias. Yo lo he hecho así:

1.- He preparado una solución de bórax: 1l agua + 200 ml. bórax

2.- Si es posible aspirar la zona con una aspiradora de filtro HEPA, si todo el moho está adherido a la superficie, como es mi caso, no ha sido necesario.

3.- He fregado repetidamente la superficie de techo cubierta con moho con un cepillo y una esponja empapada en la solución de bórax. He retirado el exceso de humedad con la esponja. [No es necesario enjuagar]

4.- He dejado que la superficie se secase completamente antes de reparar la zona, pues la pintura al temple, al no ser lavable, se ha disuelto al frotar.

¡¡IMPORTANTE!! Utilizar: GUANTES DE GOMA, MASCARILLA, GAFAS DE PROTECCIÓN, ROPA DE TRABAJO… Todas las medidas que podamos tomar para evitar entrar en contacto con las esporas y que estas se dispersen.

PREVENCIÓN DEL MOHO:

Analizo ahora los cinco factores de los que os hablaba al principio. Sobre los dos primeros no puedo actuar, empiezo por el punto 3 que es la forma más sencilla, económica y en la que podemos actuar siempre: nuestros hábitos cotidianos. Así que yo he empezado por tener una pequeña rendija siempre abierta en la ventana.

El punto 4, implicaría mejorar el aislamiento de la fachada. Sería fenomenal poder poner de acuerdo a todos los vecinos y llevar a cabo un SATE [Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior]. Empezando por la fachada norte. Existen soluciones con criterios de bioconstrucción que se pueden llevar a cabo, existen subvenciones del ayuntamiento para la ‘mejora de la envolvente térmica del edificio’ que se pueden solicitar anualmente, ayudaría a reducir el consumo de calefacción a toda la comunidad! Así que es una acción para poner en marcha.

El punto 5, está en mis manos y la voy a llevar a cabo próximamente. Ya os contaré las opciones que tenemos y cual vamos a elegir en próximos post…

NOTA.- Este caso que os he contado es muy sencillo y de corto alcance (muy poco cantidad de moho en un lugar concentrado) para casos más importantes es necesario tomar mayores medidas de protección. En internet conseguiréis amplia información. También podéis consultarme si lo necesitáis!

Hasta pronto!