Todos somos vulnerables. Estamos en Houston.

Amigas, la familia estamos en Houston por unos meses, y la experiencia está siendo completa, huracán Harvey incluido, esto es lo que me ha empujado a escribir este post.

farber desde ventana

El día que me asomé a la ventana y vi las calles cubiertas de agua, y supe que se nos recomendaba no salir de casa pensé – ¡Qué suerte que hemos ido ayer a comprar alimentos (pensando en que se podrían comer cocinados o crudos), agua (la última que quedaba en el supermercado, con electrolitos y no se qué), que hemos llenado las bañeras (y también nuestras cantimploras), también fuimos a por sacos de arena ya no quedaba tierra orgánica (así los podremos aprovechar para el jardín comestible cuando pase esto) para poner en las puertas y evitar la primera subida…! Y nos fuimos a dormir y la lluvia no paraba, ni el viento, ni los truenos, ni los relámpagos y nos despertamos y me asomé a la ventana y vi las calles cubiertas de agua, y se nos recomendaba no salir de casa… y era sólo el principio.

Muchas emociones y pensamientos entrelazados, todo menos estado de meditación…

… está lloviendo en un día aquí lo que en Madrid en un año, o lo que en Vigo en medio año…

… no sé exactamente que significa vivir una inundación…

… hay personas para las que las inundaciones forman parte de sus vidas…

… más cada vez a consecuencia del cambio climático…

… hay personas para las que las sequías y las muertes por causa de las sequías forman parte de sus vidas…

… cada vez más por causa del cambio climático…

… recuerdo la reciente lectura de Esto lo cambia todo, el capitalismo contra el clima de Naomi Klein ella dice: tenemos que actuar ahora que tenemos cabeza, corazón y razón, o sino, ¿Cómo lo haremos luego sin cabeza y siguiendo a nuestro instinto primario de supervivencia personal? Me lo puedo imaginar? No será de manera muy educada, seguro.

las personas somos cuerpos precarios que necesitamos cuidar para que la vida sea posible, Amaia Perez de Orozco

Y esta vez, al menos nosotros, hemos salido completamente indemnes, incluso con graciosas imágenes de personas que habían sacado sus canoas hinchables para navegar por las calles o nosotros mismos que salimos a caminar sumergidos casi hasta los muslos para dar vuelta a la esquina y ver algo más allá de lo que podíamos ver desde nuestras ventanas.

farber inundadoEsto me reafirma cada vez más y más en la forma en la que decidí en su día enfocar mi profesión, bio-construcción, en que esta es la mejor forma de pasar por aquí de puntillas (si descartamos el vivir en cuevas ;)):

+ Materiales biocompatibles, de proximidad y de baja energía acumulada (madera, piedra, barro, paja, cal, yeso, corcho, lana, reutilización de materiales…)

+ Trabajos con oficio (albañilas, carpinteras, maestras de obras, yeseras y yesaires, caleras y encaladoras, canteras y pedreras, cerrajeras, resineras…)

Y de que en nuestra vida tenemos alternativas para hacer las cosas de una manera que tome en cuenta de forma amplia y diversa el bien común y nuestra felicidad personal y el buen vivir o la vida que merece la pena ser vivida. Algunos recursos:

+ Web de alternativas para un consumo responsable… http://www.mecambio.net/

+ Nueva Cultura del Consumo… https://tonilodeiro.net/consumir-menos-vivir-mejor-libro/

+ Revista Opcions… http://opcions.org/es/

 

Gracias!

Anuncios